Loading...

La confesión de una bella mujer

Destacados Humor

La confesión de una bella mujer

Una señorita se enamora perdidamente del cura de la iglesia por lo cual decide ir a decírselo, porque ya no aguanta más tanta desesperación.

Llega a su casa, se baña, se pone un conjunto de ropa interior negra, dos gotas de perfume y encima su tapado de piel.

Va a la iglesia , entra lo ve al cura rezando y el cura al verla entrar se acerca y le dice:

– Hija mía, ¿has venido a confesarte?

Loading...

– Si… algo así, padre.

– Bueno, vos dirás.

– Mire padre, la verdad es que estoy perdidamente enamorada de usted, sueño con usted, con hacerle el amor, no aguanto más padre.

El padre horrorizado ante semejante revelación le dice:

– Pero hija mía yo estoy casado con Dios, me debo a la iglesia.

– Padre ¿ud. no entiende el fuego que tengo en mi interior? venga hágame el amor acá, en el banco de la iglesia.

– Por amor de dios hija, ¿que dices?!, me debo a mis fieles que el diablo se aparte de ti.

– Venga padre que no aguanto más, haga lo que quiera conmigo.

Y ahí se saca el tapado, era una mujer espectacular, el padre comienza a transpirar y la mujer seguía:

– Padre, hágame el amor!

El padre se pone nervioso, cierra los ojos voltea hacia atrás y ve a Jesús en la cruz y le dice: –

Jesucristo!, por favor ayúdame ¿que hago? ¿que hago?!

Y Jesús le responde:

– Sácame los clavos, boludo!… sácame los clavos!!

Loading...